Ana y Mauricio eligieron hacer su sesión pre-boda en Pongo al borde del río. Aunque ese día el clima no quizo que el sol saliera, la niebla nos dio el toque perfecto de drama y romance creando un fondo de película para esta joven pareja. Disfrutamos de los paisajes y el aura mítica al rededor del rio y luego nos calentamos un delicioso almuerzo de pescado fresco.

 

Fotografías: ©Pankkara Larrea 2016