Familia Blanco

Una familia grande pero muy unida. Los Blanco disfrutaron de un día en el bosque de Auquisamaña, donde los más pequeños jugaron y contagiaron de alegría hasta a su bisabuela. Sin duda un grupo de personas muy especial, desde los abuelos que llevan casados más de 30 años y posaron para mi con el mismo entusiasmo que una pareja de recién casados, hasta los pequeños nietos que tenían más interés en la resbaladilla que en los retratos familiares. Cuatro generaciones unidas por sangre y amor.