La pequeña Mia llego para alegrar el corazón de su hermosa mamá. A sus pocos días de nacida Mia se encontraba en frente a mi cámara, aunque tuvimos que hacer la sesión en dos partes por que el primer día estaba un poco malhumorada valió la pena por ver su pequeña sonrisa el segundo día. Aunque nunca estuvo de humor para dormir en la sesión pude aprovechar para retratar sus caritas traviesas.  Roseli y Mia son las chicas más lindas y se que serán las mejores amigas por siempre.

 

Fotografías: ©Pankkara Larrea 2016