Joaquin

El Pequeño Joaquin se porto de maravilla durante su sesión. Durmió profundamente, siempre y cuando estuviese bien envuelto claro. Pudimos hacer una buena variedad de tomas mientras el disfrutaba de su siesta y luego aprovechamos para que toda la familia participe. Aunque su hermano no estaba tan tranquilo como el nos divertimos y esa mañana se quedara en sus recuerdos por siempre como la bienvenida oficial a su pequeño hermano.

Disfrutar de estos momentos retratando la alegría de una familia al recibir un nuevo miembro es una de las mejores partes de ser fotógrafa de familias. Saber que  algún día estos niños mirarán mis imágenes con añoro y alegría vale mil veces más que colgar una foto en un museo.

 

 

Fotografías: ©Pankkara Larrea 2016