Nataly y Erick son una pareja joven y fuerte, aman intensamente y juntos conquistan las obstáculos de la vida para cumplir sus sueños.  Ellos esperaron el día de su boda con ansias y cuando llego su alegría rebalsaba a todos los que compartieron su día. Empezamos en Cristina Spa – San Miguel con Nataly y su familia entre risas y algunas lagrimas de felicidad todas se embellecieron. Al estar lista Nataly partimos juntas a que le pongan su vestido, pero primero hicimos una parada para tomar un tesito, ella era la novia más calmada en la heladería.

Una vez en la hermosa tienda de Ever After la novia pudo vestirse y pudimos hacer unas tomas antes de partir. Como aún estábamos temprano para la ceremonia, cosa que no es muy común con las novias, aprovechamos de hacer unas fotos con la familia de Nataly justo antes de que empiece a llover. Después de una breve pero fuerte lluvia llegamos a la iglesia donde todos se alistaban para la ceremonia.

Una ceremonia hermosa y dulce donde las pequeñas damitas se robaron hasta las sonrisas del padre. Los novios sellaron su amor con un beso luego partieron entre risas y una lluvia esta vez de arroz.

Después de una breve pero bellisima sesión nos encaminamos al Jardín Japonés donde esperaba la ceremonia civil. La pareja reafirmó su amor bajo un hermoso arco de luces para unirse legalmente en matrimonio.

Este fue solo el comienzo no solo de una gran noche pero de una gran vida juntos para Nataly y Erick. No faltaron risas, baile y amor durante la fiesta. Cada detalle desde su libro de firmas con las fotos de su sesión pre-boda hasta los disfraces de Pocholo que los amigos de Erick trajeron hizo de esta una boda única y especial.

Fotografías: Pkl Fotografía © Pankkara Larrea 2017

Peinado Novia: Cristina Spa San Míguel

Maquillaje Novia: Lorena Peñaloza Cristina Spa San Miguel

Vestido Novia: Ever After

Ceremonia Religiosa: Iglesia de la Exaltación – Obrajes

Recepción: Jardín Japonés

Decoración y Gastronomia: Millenium Eventos

Música e iluminación: JBL eventos